Tricolor cae ante Hungría y sella mala presentación en Europa

Muchas dudas y poco fútbol dejó Costa Rica en Budapest y Málaga. Foto: Fedefutbol

La Selección Nacional de Costa Rica consumó su segunda derrota en la gira europea, tras perder por la mínima ante Hungría en un compromiso realizado en Budapest que dejó sensaciones de preocupación y dudas.

Después del ridículo ante España, la tricolor afrontó otro cotejo de preparación de cara a Rusia 2018 ante los húngaros, pero el desempeño y el funcionamiento colectivo mostrado fue de bajo nivel y prácticamente no se destaca nada positivo.

El Groupama Arena fue testigo de que la Sele todavía está lejos de llegar a una versión óptima para la Copa del Mundo, y también Óscar Ramírez se percató de la necesidad de trabajar aspectos en la táctica para aprovechar los fogueos de la fecha FIFA de marzo.

Ante este modesto rival del viejo continente se utilizó un once estelar repleto de variantes con la intención de poner a prueba algunos jugadores como Osvaldo Rodríguez, Daniel Colindres, Kenner Gutiérrez y Rodney Wallace; de los cuales algunos no demostraron.

Sin embargo, dentro de las pocas situaciones que dejan claro estos amistosos internacionales, es que el tercer portero del combinado patrio debe ser Leonel Moreira, quien recibió solo un gol de Nikolics en una jugada de tiro libre que hubo un desafortunado desvío.

El volumen ofensivo que generó el conjunto tico fue escaso y nulo, pues en este juego el encargado de posicionarse en punta de ataque fue Johan Venegas, quien participó poco debido al control de balón que ejerció durante los 90 minutos Hungría.

Si bien faltan figuras como Keylor Navas, Bryan Ruiz y Joel Campbell, estos partidos dejaron una gran cantidad de situaciones que deberá resolver Ramírez para salir adelante con los próximos amistosos. Además, los jugadores que militan en la liga estadounidense y campeonato nacional Costa Rica arribarán mañana al país.

Related posts