Sele rompe sequía en Estados Unidos con juego perfecto que acerca al Mundial

Doblete Ureña tumbó a los norteamericanos.

La Selección Nacional de Costa Rica logró sacar oro puro en su complicada visita a New Jersey, Estados Unidos, tras derrotar 2 goles por 0 a la escuadra local en el estadio Red Bull Arena por hexagonal mundialista.

El conjunto costarricense realizó el mejor compromiso eliminatorio hasta ahora y con un doblete de Marco Ureña, quien calló muchas bocas en el país por sus dianas, se pudo sumar tres puntos de visita que ponen a la Sele a solo un punto para clasificar al Mundial de Rusia 2018.

Este resultado es histórico al permitir romper una sequía de 32 años sin ganar en esta nación norteamericana. Igualmente, dentro de la afición se respira un ambiente de revancha por lo el juego de la eliminatoria pasada en Denver, Colorado, donde se recuerda la nevada.

El planteamiento táctico de Óscar Ramírez fue brillante en un duelo espectacular en lo colectivo, ya que todos los jugadores estuvieron a la altura y desempañaron sus funciones con corazón y entrega. Aunque, las figuras fueron Ureña por sus tantos y Keylor Navas por intervenciones salvadoras y soberbias.

En el primer tiempo, la tricolor salió con un bloque muy compacto y ordenado para resguardarse bien y generar peligro en jugadas de velocidad. Los estadounidenses tampoco de mostraron con solvencia, pues Cristina Pulisic y Jozy Altidore casi no tuvieron opciones.

El enemigo de Costa Rica frente a los dirigidos por Bruce Arena en la pasada Copa Oro como lo fue contundencia, en esta ocasión no falló. Ureña aprovechó la primera oportunidad de gol en una acción individual donde bailó al zaguero Tim Ream y venció a Tim Howard.

Con la ventaja en el marcador, la tónica en la etapa complementaria cambió debido a la desesperación que tenían los anfitriones de evitar perder. Sin embargo, los patrios continuaron equilibrando el juego a su favor y las variantes le dieron un aire fresco.

Para liquidar el cotejo y sepultar las aspiraciones locales, apareció de nuevo Ureña, quien recibió un extraordinario pase de David Guzmán para luego enfrentar a Howard y poner a la tricolor al borde la próxima cita mundialista.

Sin duda, un gran encuentro por parte de todos los jugadores nacionales, una defensiva sólida con Francisco Calvo y Kendall Waston, un medio campo estable entre Guzmán y Celso, y una zona ofensiva fulminante que permitieron tumbar un rival directo.

Costa Rica preparará el siguiente duelo de hexagonal el próximo martes 5 de setiembre en el estadio Nacional ante México, selección ya clasificada, con el objetivo de conseguir el pase a falta de otros dos juegos más.

 

 

Related posts