Saprissa ganó, el ‘Clásico del buen fútbol’ será el definitivo

Marco Madrigal y Marvin Obando apuran por recuperar un balón tras la segunda anotación del encuentro. Foto: Steban Castro

El Deportivo Saprissa derrotó 2 por 0 al Santos de Guápiles y ahora dependen de sí mismos para poder ser campeones sin la necesidad de una final. Los morados lograron la victoria tras los tantos del zaguero, Francisco Calvo y el uruguayo Fabrizio Ronchetti.

Aunque el resultado fue algo cómodo, el partido no lo fue para los locales ya que el Santos estuvo en una zona de confort durante el primer tiempo y no tuvieron mayores contratiempos para sobrellevar la primera parte del partido.
Saprissa lo intentó con Daniel Colindres, sin embargo Marco Madrigal despejó con un muy buen manotazo y ahogó el grito de gol para los locales.

Los visitantes administraron muy bien los tiempos de juego de los morados y consiguieron cerrar con un cero a cero el primer tiempo. Pero en el segundo tiempo, los dirigidos por Carlos Watson fueron más incisivos y crearon más peligros para la zaga santista.

Francisco Calvo sumó nuevamente y llega a ocho tantos en el torneo. Foto: Steban Castro

En el minuto 53, los saprisistas insistieron por la banda izquierda con Colindres quien hizo un cambio de juego a Marvin Angulo y con la jugada ya calcada en su mente dio un pase de la muerte hacia Francisco Calvo que definió con un zapatazo en el área pequeña y marcó así el primer gol del partido y su octavo gol en la temporada.

Ya con el partido inclinado para el Saprissa, el partido fue más monótono en cuanto a ocasiones de gol y posesión del balón para los locales, al 59′ Ronchetti aprovechó un tiro libre que ejecutó Angulo y sentenció el partido y dio esperanza a los morados para no tener una final nacional.

El próximo jueves será el clásico del buen fútbol entre Saprissa y Heredia en el Ricardo Saprissa Aymá, este juego será definitorio, ya que si lo ganan los morados, conseguirán su título 33; de ganar o empatar, los heredianos, forzarán a una final nacional.