Otra vez el tema de las entradas y la web

Otra vez, miles de usuarios se quejan en redes sociales por que no pudieron adquirir su reserva para un partido de la Selección Nacional. Tristemente, no es la primera vez que esto sucede.

Analizamos, usando herramientas de analítica web el sitio web de venta de entradas y nos encontramos con varias cosas interesantes y, al mismo tiempo, preocupantes, que podrían ser la causa de tanto enredo en la adquisición las mismas.

Empezamos con el diseño/usabilidad del sitio. A primera vista, ‘la tiquetera’(como la llamaremos) no tiene un diseño consistente como otras plataformas de adquisición de entradas. Tomamos como modelo eventbrite.com y ticketmaster.com, tiqueteras de reconocida trayectoria mundial y a simple vista empezamos a notar las diferencias.

Facilidades obvias para el usuario como la posibilidad de crear una cuenta permanente en el sitio web para posibilitar comprar con antelación eventos y conciertos no existe en ‘la tiquetera’. El usuario debe sufrir, registrándose con su cédula en ‘la tiquetera’ cada vez que va a adquirir su entrada para el juego de ‘La Sele’ u otros y, una vez hecha la compra, no queda otro rastro más que el “código para el retiro de la entrada” y una factura. Eso es sumamente ineficiente, sobrecarga el servidor web de transacciones y por ello siempre que salen a la venta, “el servidor está caído”.

“Estimado Cliente, actualmente tenemos un exceso de conexiones simultáneas que impide el ingreso a nuestro sistema. Por favor intente más tarde.” ¡Rayos! ¡ni siquiera para el juego de esta noche de Herediano y Carmelita puedo comprar!

Vamos al tema de seguridad. Si, ese candadito que nos asegura que la información que ponemos en línea es segura. En estos días he estado trabajando con la implementación de SSL en nuestra web y bueno, uno utiliza en sitios como el nuestro certificados de seguridad básicos, puesto que las transacciones aquí no son tan sensibles como las de una tiquetera, pero esperaríamos seguridad de primer nivel en esos otros sitios. Mientras que sitios como Eventbrite.com o ticketmaster utilizan certificados de seguridad validados por emisores tan confiables como DigiCert o Symantec, ‘la tiquetera’ de ‘la Sele’ utiliza un certificado de seguridad comprado en GoDaddy, que por sus características en esa plataforma pareciera ser el más básico. Hay un problema con los certificados de seguridad de una web, que incluso si son ‘self-signed’, pueden ser fácilmente explotados por hackers.

Refrescar. Comprar. La dirección web de compra me lleva a una página vacía y ya no permite la opción de recargar.

En cuanto a la arquitectura web, Eventbrite toma partido de la ‘vieja confiable’, un sistema de administración de contenido para generar su plataforma(webEx y Website Baker) en php, mientras que Ticketmaster desarrolla su sitio de manera propia pensando en el usuario, con una plataforma que mezcla ‘applets’ de Java(arquitectura de software de alta seguridad usada por bancos y financieras de todo el mundo) y scripts propios de php, en una plataforma realmente pensada en la seguridad y practicidad para el usuario, que deporsí, tiene una cuenta en el sitio. En ‘la tiquetera’, al parecer, solo han confiado en php y transacciones ocultas a través de iframes que apuntan a specialticketsecure.net(validado con el mismo tipo de SSL, godaddy); el sitio posee una plataforma desarrollada en lo propio por desarrolladores de la empresa proveedora del servicio, que aparece en los términos y condiciones. Según los datos de la analítica web, no posee applets java ni complementos reconocidos para la venta, o están ocultos en specialticketsecure.net.

Nos llamó la atención una característica de Ticketmaster: la opción de reventa. La plataforma de tiquetes ofrece la facilidad al usuario de que si no puede asistir al evento que ya compró, puede ‘revender’ sus tiquetes, de manera verificada, con una simple transacción. Si, la reventa ‘legal’ es posible: http://www.ticketmaster.com/verified?tm_link=tm_homeA_header_verified

En cuanto a la apariencia de la web, el sitio no es agradable para el usuario y no ofrece una buena experiencia desde un inicio. El diseño del sitio de ‘la tiquetera’ raya en lo básico y no es tan amigable para el usuario. Desde que empecé a redactar esta nota he intentado comprar una entrada, no del juego de ‘la Sele’, por que ya están agotadas, pero para juegos como el de Santos mañana, o el de hoy en la noche de Heredia, solo me sale una pantalla en blanco.

‘La tiquetera’implementa muchísimas de las opciones de tecnología que las otras tiqueteras utilizan, un proveedor de hosting confiable como Amazon, servidor Apache en Linux, y una sostenible respuesta para eventos ‘pequeños’, pero en el tema sensible, el usuario, la compra y adquisición, el tema, al parecer, les ha quedado un poco grande.

Para comprar en ‘la tiquetera’, las reglas son complicadas, aparte de lo que ya de por sí tiene que lidiar el usuario. Leer los términos y condiciones es vital, no soy abogado pero el punto 12 de las mismas muestra mucho de la realidad del tema: “El sitio y los materiales en este contenido son “tal como es”. SpecialTicket.net no hace ninguna clase de representaciones o garantías, expresadas o implicadas, con respecto a sus operaciones, contenido, información y materiales. SpecialTicket.net niega expresamente todas las garantías, expresadas o implicadas, de cualquier clase con respecto a los sitios o a su uso, incluyendo pero no limitado al negocio y a la aptitud para un propósito particular.”

En los términos y condiciones, la tiquetera se deshace de responsabilidades externas por la venta de entradas: “En ningún momento y por cualquiera circunstancia ajena a las obligaciones propias de SpecialTicket.net, usted podrá demandar o reclamar judicialmente por los daños especiales, indirectos, consecuentes, o punitivos relacionados con el contenido del sitio a los representantes de SpecialTicket.net.”. En resumen, ya sabe a que atenerse.

Realmente es visible la necesidad de escalar el tema. De darle cabeza, de profundizar en ello. Es probable que la venta de entradas, al menos para los juegos de la Selección, vuelva a los métodos tradicionales, las filas, las llamadas, las esperas, mientras la plataforma web se adapta a los tiempos actuales con mejores tiempos de respuesta y facilidades.

Como todos los ‘ticos’ querré ver a ‘la Sele’ clasificar al Mundial, gracias al pase de prensa tendré la oportunidad de estar ahí, pero en el fondo siempre tendré en mente todo lo que los asistentes al estadio este próximo seis de octubre han tenido que pasar, debido a una aparente falta de cálculo de alcances por parte de ‘la tiquetera’ y quizás, del cliente, que pudo haber pedido el servicio así.

Por supuesto, queremos que el tema mejore y que el aficionado no sienta que este amor que sentimos por la tricolor sea un sacrificio, habiendo mejores opciones.

http://www.futbol.cr

Comunicador, 15 años de experiencia en desarrollo de productos de información y medios. Periodismo, diseño gráfico y web y fotografía, mis pasiones. El deporte, una forma de vida y un sueño hecho realidad.

Related posts