La Sele cierra año redondo con Copa ante Uruguay

El duelo fue intenso y con tintes de clásico en algunos momentos.
El duelo fue intenso y con tintes de clásico en algunos momentos. Foto: AUF

Lo maravilloso de este 2014 no fue excepción en este último encuentro de la Mayor, en fecha FIFA, y la Selección de Costa Rica se dejó la tercera Copa Antel, encuentro interselecciones que se llevó a cabo ayer en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay.

Fue un partido maravilloso, pero con un primer tiempo complicado para los nacionales, con poquísimas llegadas al arco defendido por Fernando Muslera, el indiscutible de la selección charrúa. Los uruguayos fueron los dueños del balón en buena parte del primer tiempo, con importantes intervenciones de la defensa nacional, que se mostró sólida en el fondo.

Un Giancarlo González consolidado en el fondo fue destacado en la defensa, conteniendo varias llegadas en el arranque del compromiso, y un Yeltsin Tejeda sólido rescató la primera opción que tuvo Uruguay en piernas de Cavani, que lució apurado y errático en definición.

Keylor Navas lució sólido en el fondo durante el primer tiempo, conjurando remates de Suárez y Godín y poniendo seguridad atrás en el arco como de costumbre.

La primera llegada de peligro de la nacional fue a los 37′ de juego, cuando Alvaro Saborío a pase de Ruiz estuvo cerca de abrir la cuenta. Eso sería el primer aviso del juego. Cinco minutos después, Joel Campbell tomaba el balón en el medio, desbordaba y con una gran visión filtró un balón por la izquierda para Bryan Ruiz, quién colgó balón al centro del área, donde la cabeza de Saborío ponía, con certero remate al ángulo, el primero del juego.

La segunda mitad plantearía otra cara de juego, un partido abierto, brillante y ofensivo fue el sello que valió el boleto para los asistentes al Centenario. No más iniciando la segunda mitad Edinson Cavani aprovecharía con un remate para lanzar una advertencia sobre lo que venía en el juego. Al 47′ el temido Luis Suarez recibió un centro desde la izquierda que Junior Díaz no pudo despejar y con furia lanzó un obús para vencer a Navas. ¡Era el empate del juego!

La alegría duraría poco a los charrúas, pues luego del saque de centro, el balón llegaría a piernas de Campbell, quien por izquierda centró a la media luna del área, Álvaro Saborío la dejó pasar en túnel y Bryan Ruiz, en solitario con remate cruzado definiría el segundo del juego al 48′.

Sin embargo, la defensa nacional se llenaría de errores y se vería superada pronto por el empuje de la celeste y las inconsistencias empezaron a aflorar a la mitad del segundo tiempo. Al 65′ un balón que no pudo ser despejado en el área luego de un cobro de esquina, fue cabeceado con sencillez por Giménez, quien dejaría sin opciones a la nacional y a Navas.

Dos minutos después, una mala salida de Junior Díaz fue aprovechada por el letal Cavani, quien por fin aprovecharía para poner al fondo una de las tantas que tuvo en el juego. Al 67′ Uruguay recuperaba el aliento ante su público.

El partido a partir de aquí se volvería una alternada lucha de ataque y defensa, con múltiples opciones en ambos marcos, y Paulo César Wanchope aprovechó para hacer variantes e intentar ir por el empate. Primero descansó a Ramírez e ingresó a Venegas, luego puso en el campo a Bustos Golobio buscando impulsar el juego ofensivo en el medio y para ello sacó a Tejeda, y finalmente descansó al voluntarioso Campbell, quien tras participar en los dos goles de la Sele cedió su puesto a Mayron George, con la instrucción clara de ir con todo al ataque.

Yeltsin Tejeda tuvo una destacada y sacrificada labor en el medio, cortando importantes avances charrúas. Foto: AUF
Yeltsin Tejeda tuvo una destacada y sacrificada labor en el medio, cortando importantes avances charrúas. Foto: AUF

Los cambios darían resultado, sin embargo Costa Rica debió esperar hasta el último minuto de juego para verlos. Al 90’+1 de juego, un balón filtrado al centro del área quedó en las piernas de Johan Venegas, quien sin dudarlo puso el empate con remate rastrero, imposible para Muslera. Hubo tiempo para dos acciones más, sin embargo no hubo más goles y en el tiempo oficial el empate prevaleció.

Costa Rica firmaba así el empate y su duodécimo encuentro sin perder en forma consecutiva en el año, pero habría más, ya que el ganador de la Copa debía definirse y para ello se programó una tanda de penales. Borges fue el primero en cobrar con tan mala fortuna que su remate se estrelló en el horizontal y las cosas parecían cuesta arriba. Ruiz, Saborío y González marcaron sus lanzamientos, sin embargo las cosas parecían difíciles, pues Uruguay definió todos sus cobros desde Suárez, Jonathan Rodríguez, Gastón Ramírez y Corujo.

Llegaría el momento de la definición y Egidio Arévalo tendría el mano a mano con Navas, el cobro fue bastante enseñado y el arquero nacional voló a su derecha para dar un respiro a la Sele en la tanda. Sería Duarte quien igualaría la serie y con gran cobro despacharía hacia la muerte súbita.

Uruguay pondría a lanzar a los Pereira, primero Alvaro, luego Maximiliano marcaron en la meta de Navas en una serie de muerte súbita que se extendió unos minutos más. Por la Sele lanzaron y marcaron Junior Díaz y Juan Bustos, imposible para Muslera. Llegaría el turno del último Pereira, Guzmán Pereira que por cobrar con potencia hizo que su lanzamiento se fuera por arriba del horizontal. La definición llegaría en piernas de Christian Gamboa, quien con firme lanzamiento selló el triunfo de la Copa Antel para los ticos.

La victoria y el trofeo sellan el año redondo de la mayor, que pese al empate en el resultado oficial siguen sin perder y ya suman 12 juegos de invicto, siendo la única selección en el planeta con tal marca en este momento, e igualando su segunda marca histórica de partidos sin perder. Quedará para el 2015 empatar la mejor marca y seguir haciendo historia.

http://www.futbol.cr

Comunicador, 15 años de experiencia en desarrollo de productos de información y medios. Periodismo, diseño gráfico y web y fotografía, mis pasiones. El deporte, una forma de vida y un sueño hecho realidad.