Club Sport HeredianoDeportivo SaprissaDestacadoLiga Promérica

El infierno se hizo morado: Saprissa es campeón de Invierno

El 'Infierno' calentó las gradas al arranque del compromiso.
El ‘Infierno’ calentó las gradas al arranque del compromiso.

El infierno rojiamarillo recibió a su equipo con mucho más que serpentinas y extintores: Lo recibió con la fe de la remontada y de levantar la Copa 24. Pero la afición no jugaba el juego de vuelta y el equipo que lo hacía parecía no encontrar su rumbo durante los primeros 30 minutos.

La final de vuelta del Torneo de Invierno 2014 se realizó anoche en el Estadio Rosabal Cordero y a pesar de la ventaja de dos goles con los que llegaba el Deportivo Saprissa, no entró a la cancha con un planteamiento meramente defensivo sino buscando ampliar esa brecha que los iba coronar como el equipo centroamericano con más títulos.

Danny Carvajal mostró seguridad bajo los tres tubos, aquí detiene remate a Sánchez.
Danny Carvajal mostró seguridad bajo los tres tubos, aquí detiene remate a Sánchez.

Al 21´ José Sánchez disparó al marco, tiro que se queda en las manos del guardameta Carvajal. Catorce minutos después Saprissa responde al tiro florense y Deyver Vega bajó y manejó la pelota con la derecha para rematarla con la zurda. El escueto grito de gol de los pocos morados asistentes convertía en morado el infierno rojiamarillo y parecía que el Monstruo iba a celebrar en casa ajena.

Luego del gol de Vega los heredianos participaron más del partido, pero no fue suficiente para generar peligro en el marco ajeno. El “team” descendía las gradas cabizbajo, herido pero aún no muerto y en el complemento la garra salió con todo a buscar -al menos- los 3 goles del empate global. Así lo dejó entrever Jafet Soto con el ingreso de Verny Scott y Antonio Pedroza, prescinciendo de Gabriel Gómez y Esteban Ramírez respectivamente.

Deyver Vega celebra con Alexander Robinson el gol que selló el título morado. Foto: Imágenes SMC para Futbol Costa Rica
Deyver Vega celebra con Alexander Robinson el gol que selló el título morado. Foto: Imágenes SMC para Futbol Costa Rica

Lo que parecía ser el inicio de la remontada herediana, llegó al minuto 51 con la falta de Keylor Soto sobre el “Mambo” Núñez en el área, mismo que al 53´ Yendrick Ruiz se preparaba para ejecutar. Pero era la noche de Danny Carvajal. Un tiro leído a la derecha es despejado por el meta morado y el estadio se lamentaba. El infierno seguía tiñendose de morado y empezaba a pesarle a los molestos aficionados.

El rostro de Yéndrick Ruiz y Victor Núñez  tras el penal detenido contrasta con el defensor morado, al fondo. Herediano se congelaba.
El rostro de Yéndrick Ruiz y Victor Núñez tras el penal detenido contrasta con el defensor morado, al fondo. Herediano se congelaba.

Seis miuntos más tarde Pablo Salazar estalla el Rosabal Cordero con un gol en el marco morado y la esperanza vuelve, la diferencia se achica, la casa pesa. A partir de ése momento Heredia despierta y controla el partido. Víctor Nuñez y José Sánchez presionaban al Saprissa y el balón no abandonaba el territorio florense, a lo que Jeaustin Campos respondió con el ingreso de Jordan Smith y Juan Bustos Golobio por Deyver Vega y Manfred Rusell respectivamente.

Salazar Alienta tras el gol a una afición que ya había perdido los ánimos, pero no la esperanza.
Salazar Alienta tras el gol a una afición que ya había perdido los ánimos, pero no la esperanza.

En virtud de las pausas por objetos tirados en la cancha y los cambios realizados por los técnicos, se jugaron cinco minutos después de los 90. El infierno se congeló. Henry Bejarano pitó el final del partido y los rojiamarillos vieron a Saprissa celebrar su título 31 en su cancha, en su estadio, en lo que se había convertido en el infierno morado.

Tras el título, Jeaustin Campos se mostró feliz y dijo estar orgulloso del empeño y esfuerzo de sus jugadores. Por su parte, los heredianos salieron a recibir sus medallas, algunos con lágrimas en sus ojos, algunos ausentes pero todos apoyados por una gran afición que no se fue tras la derrota de su equipo.

La afición morada celebró en grande, a más de cien metros de donde Machado alzó la copa, encajonados en el sector noreste del Rosabal Cordero.
La afición morada celebró en grande, a más de cien metros de donde Machado alzó la copa, encajonados en el sector noreste del Rosabal Cordero.

Por su parte, en el sector noroeste, los aficionados morados esperaban a su equipo.De lejos, pero presentes. A los morados no les importaron los objetos que aún les lanzaban los aficionados heredianos. No les importaron los insultos, los gritos, las amenazas. Les podía su alegría, su campeonato, su ilusión. Tras el partido, los morados se trasladaron al Estadio Ricardo Saprissa donde los una parte grande de su afición se había trasladado para darle la bienvenida al bus que traía no sólo a sus héroes sino también el título 31. La fiesta morada continuó hasta horas de la madrugada y en Heredia una gran familia mostraba su apoyo a los subcampeones nacionales.

Diciembre dejó de ser el fantasma de los bicampeones. Saprissa es el Campeón Nacional.

Club Sport Herediano: Cambronero, Granados, Ruiz, Sanchez, Larin, Myrie, Salazar, Nuñez, Gomez, Ramírez y Calvo.

Deportivo Saprissa: Carvajal, Soto, Mora, Machado, Robinson, Morales, Guzman, Russel, Vega, Colindres y Ramirez.

Adolfo Machado levanta la #31. El panameño se convirtió en poco menos de un año, en un ícono del cuadro morado.
Adolfo Machado levanta la #31. El panameño se convirtió en poco menos de un año, en un ícono del cuadro morado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button