Destacado

Fútbol mundial está de luto por tragedia mortal del Chapecoense

La historia del fútbol tiene un nuevo capítulo oscuro con otra tragedia aérea que dejó la pérdida de muchas vidas. Se trata del avión que transportaba al club brasileño Chapecoense, el cual se estrelló a pocos minutos de arribar en Medellín, Colombia.

Esta escuadra carioca viajaba a suelo cafetero para afrontar la final de ida de la Copa Sudamericana ante el Atlético Nacional; sin embargo y desafortunadamente, la nave se accidentó en Cerro Gordo, entre los municipios de La Ceja y La Unión, en el departamento de Antioquia (noroeste).

Según los informes de las autoridades que atendieron la emergencia, se reportaron 71 muertos y solo 6 sobrevivientes de los 77 tripulantes (al principio se pensó que eran 81, pero sobre la hora cuatro individuos no abordaron el avión). Entre las personas que viajaban en el avión se encuentran jugadores, cuerpo técnico, directivos, periodistas y personal de la aerolínea.

Los supervivientes son los futbolistas del Chapecoense Alan Luciano Ruschel, Jacson Ragnar Follmann y Helio Hermito Zampier. Asimismo, se salvaron el periodista Rafael Valmorbida, y los personeros Ximena Suárez y Erwin Tumiri.

Este avión tenía que llegar al aeropuerto José María Córdoba de Rionegro; no obstante, la aeronave colisionó en una zona bastante inaccesible por su condición montañosa. Incluso, durante el rescate se necesitó el apoyo de bastantes unidades y activar la red hospitalaria.

Eso sí, el equipo iba a viajar en un chárter, pero autoridades brasileñas no dejaron y, para evitar más atraso, decidieron ir en un avión comercial de matrícula boliviana CP2933 de la empresa Lamia, el cual hizo escala en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

Aunque todavía no hay un posición confirmada de la razón que originó este desastre, el avión se declaró en emergencia “por fallas eléctricas” a unos 50 kilómetros de su destino. Igualmente, se dice que la nave tenía poco combustible.

Además de los tres jugadores que siguen con vida, otros nueve futbolistas del Chapecoense se salvaron al no viajar por decisión técnica. Se trata de Rafael Lima, Nenem, Demerson, Marcelo Boeck, Andrei, Hyoran, Alejandro Martinuccio, Moisés y Nivaldo.

Jugadores de Chapecoense que no viajaron con la delegación en el camerino de su estadio. Fuente: Telemundo Sports
Jugadores de Chapecoense que no viajaron con la delegación en el camerino de su estadio. Fuente: Telemundo Sports

Medidas. Ante esta difícil situación, las entidades y jerarcas de las instituciones implicadas ya tomaron medidas para atender esta tragedia, y respetar el duro momento que vive el balompié.

La Conmebol, ente encargado de este torneo, por razones lógicas anunció oficialmente la suspensión de la final de Copa Sudamericana. Además, lamentaron está catástrofe y expresaron sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Por su parte, el presidente brasileño, Michael Temer, decretó un “luto oficial de tres días”, por las víctimas del accidente aéreo que diezmó al equipo de Chapecoense.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, también expresó su tristeza por el accidente. “Una noticia chocante y trágica. Es un día muy, muy triste para el fútbol”, declaró.

Otra medida esperada fue la hecha por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), donde avisó que suspenderá todas las actividades del fútbol brasileño durante una semana.

El mismo rival que tendría el miércoles, Atlético Nacional, pidió que le den el trofeo de campeón al club brasileño. De igual forma, convocó a toda su afición a llenar el estadio Atanasio Girardot (gratis) como homenaje al Chapecoense.

Inclusive, existen otras acciones que aún se están manejando para dar muestras de solidaridad. Por ejemplo, varios clubes de Brasil emitieron una solicitud a la Federación para que el Chapecoense no descienda en tres años. Además, quieren prestarle jugadores durante el 2017.

De la misma manera, hay muchos equipos en el mundo que quieren ayudar económicamente a este club carioca, para poder emprender una necesaria reconstrucción en el plantel.

Evolución. Este equipo actualmente milita en el Primera División brasileña, pero ha tenido un proceso de crecimiento paulatino a pesar de que es un club humilde.

En el 2009, estaba en cuarta división lo que también se le conoce como Serie D. Para el año 2012, el Chapecoense ascendió a la tercera categoría y, desde ahí, el avance fue progresivo.

En el 2013 logró subir a la segunda división para pertenecer a un fútbol con mayor nivel. Sin embargo, llegaron al Brasileirao (Primera División) en 2014, para demostrar el trabajo duro y llegar este año a la gran final de Copa Sudamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button