Fedefutbol responde a falsas acusaciones sobre venta de entradas

Por medio de un comunicado de prensa la Federación Costarricense de Futbol expresó su malestar sobre los rumores que un sitio web promovió sobre supuestas irregularidades en la venta de entradas a los cuartos de final ante Holanda:

La Federación Costarricense de Fútbol ni ninguno de sus directivos ha realizado ninguna venta de entradas de forma ilegítima o ilegal, tampoco esta Federación ha realizado reventas de entradas ni ha colocado entradas que no correspondieran a las que reglamentariamente la FIFA asigna a cada Asociación Miembro Participante (PMA) de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 para venta a sus allegados.

Conforme a las reglas y directrices para la asignación y venta de entradas que la FIFA estableció desde el año 2013, cada Asociación Miembro Participante (PMA) entre las cuales se encuentra Costa Rica, puede solicitar una cantidad de entradas hasta un máximo de 700, (cantidad total a la que no llegó la solicitud de entradas de Costa Rica para los Cuartos de Final), para su uso interno únicamente en los juegos que disputa su Selección. Estas entradas no son de cortesía, son entradas que la FIFA vende y que conforme las propias instrucciones de la FIFA plasmadas en la circular denominada: “Acuerdo de Asignación de Entradas Copa Mundial de la FIFA 2014” deben ser destinadas para quienes la FIFA denomina: “la familia del fútbol”: colaboradores de las Federaciones, patrocinadores, directivos, presidentes de clubes, dirigentes, familiares, entre otros. Igualmente la FIFA establece en sus directrices que las Asociaciones Miembro Participantes podrán cobrar un porcentaje adicional de hasta un 10% del valor de cada entrada por concepto de trámite administrativo que implica solicitar las entradas, tramitar su entrega por parte de la FIFA en las oficinas correspondientes para este fin, tramitar la entrega de las entradas a quienes las adquieran, recolección del dinero y pago del mismo a la FIFA, así como el riesgo que todos estos movimientos y procedimientos conllevan.

De esta forma, la Federación Costarricense de Fútbol totalmente apegada a la normativa y directrices emitidas por la FIFA solicitó una cantidad de entradas para ser destinada a la familia del fútbol costarricense que no tenía posibilidad de accesar a entradas para esta etapa, de esta manera fuimos facilitadores o colaboradores para que pudiesen adquirir sus entradas y reiteramos de forma TOTALMENTE LEGAL y apegada a las directrices de FIFA.

Es así como la Federación vendió a los allegados del fútbol costarricense que se encuentran en Brasil las entradas que la FIFA asignó precisamente para ellos, por este motivo los dirigentes del fútbol costarricense, ejecutivos y dueños de empresas patrocinadoras, familiares de jugadores y cuerpo técnico, directivos de clubes costarricenses, entre otros, se presentaron al hotel Deville donde se encuentra concentrada la Selección de Costa Rica en Salvador, Bahía, para hacer entrega de las entradas pues nuestra Federación no tiene oficinas en Brasil, por lo tanto no existe otro lugar que no sea el hotel donde se concentra la Selección de Costa Rica donde la Federación pueda hacer entrega de estas entradas a sus allegados como es lógico.

Los dineros que se han recibido por las entradas que la FIFA destina para venta por parte de la Federación han sido depositados en su mayoría en las cuentas bancarias de la Federación Costarricense de Fútbol en Costa Rica, no se trata de una venta individual que un directivo de la Federación ha realizado, sino que la propia Federación Costarricense de Fútbol en su condición de Asociación Miembro Participante de la Copa Mundial Brasil 2014 es quien ha realizado la venta a las personas que la FIFA le indica que debe vender. El procedimiento de venta ha estado a cargo, como es lógico, del Tesorero del Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol, señor Rodolfo Villalobos, quien ha estado a cargo de todos los procesos de venta de entradas de la Federación Costarricense de Fútbol desde los partidos eliminatorios a esta Copa Mundial, y cuyo manejo económico totalmente transparente e incuestionable de las mismas habla por sí solo.

En la fotografía que publica el medio brasileño GloboEsporte.com, y que reproduce Everardoherrera.com, aparece la imagen de 3 “aficionados” a los que supuestamente la Federación vendió entradas, en realidad se trata del señor Martin Zumbado, médico dirigente del fútbol costarricense, colaborador de las Selección Femenina de Costa Rica en la pasada Copa Mundial Sub-17 Femenina de la FIFA Costa Rica 2014, quien junto a su hijo y a su sobrino acudieron al hotel Deville a comprar sus entradas como parte de los allegados a la Federación de Costa Rica que son. El propio Dr. Zumbado compareció a la conferencia de prensa que la Federación realizó ayer para aclarar este tema y personalmente mencionó que la Federación no cobró de más por las entradas que él, su hijo y su sobrino adquirieron, únicamente el porcentaje autorizado por la FIFA, y que su persona forma parte de la dirigencia del fútbol costarricense por lo tanto es a personas precisamente como él a quienes van dirigidas las entradas asignadas por la FIFA.

Este tipo de noticias tendenciosas y que no fueron constatadas por los medios de comunicación que las publican conforme la buena ética periodística manda, sólo vienen a distraer las actividades que la Federación tiene a su cargo ante un juego de altísima importancia para el fútbol costarricense como lo es el partido por los Cuartos de Final que la Selección de Costa Rica disputa hoy ante su similar de Holanda, por lo que la Federación exige respeto hacia la concentración y trabajo en equipo que debe imperar en este día y evitar que difamaciones y notas periodísticas no confirmadas actúen como entes distractores en momentos cruciales para la historia del deporte costarricense.”

http://www.futbol.cr

Comunicador, 15 años de experiencia en desarrollo de productos de información y medios. Periodismo, diseño gráfico y web y fotografía, mis pasiones. El deporte, una forma de vida y un sueño hecho realidad.