DestacadoEurocopaUEFA

España y Polonia se repartieron puntos y espinas

Tras empatar 1-1, polacos y españoles van obligados a ganar el último duelo de fase de grupos si quieren avanzar.

La Selección Española tenía hoy una prueba de fuego en el Estadio Olímpico de La Cartuja, en Sevilla. El cuadro de Luis Enrique, tras el empate ante Suecia, recibía a Polonia en un partido donde no podía haber margen de error, ya que necesitaban los tres puntos para seguir vivos en la lucha por octavos y no caer a la reclasificación por el mejor tercero.

Pero Polonia tampoco se iba a poner fácil, pues si bien había perdido su primer partido ante Eslovaquia, el conjunto de las águilas blancas aún tenía mucho que ganar si tomaba los riesgos necesarios.

Nada más al cuarto minuto de haber iniciado, el delantero polaco Piotr Zielinski fue derribado en el área por Álvaro Morata, pero para el central Daniel Orsato no hubo nada. Dos minutos después Polonia llegó otra vez, cuando Robert Lewandowski filtró un balón para Mateusz Klich, cuyo remate se fue arriba por muy poco.

A partir del minuto 15, España empezó a dominar e instalarse en terreno rival a pura posesión de balón, que superaba por entonces el 70%, pero no resolvían todavía una acción de verdadero peligro.

Sin embargo ya al minuto 24 llegó el fruto del trabajo de La Roja, cuando el criticado Álvaro Morata anotó el gol de la ventaja, tras cruzarse en el área chica y cambiar de rumbo el balón que había rematado Gerard Moreno. El guardalínea señaló un fuera de juego en primera instancia, pero tras la revisión en el VAR se acreditó que el delantero estaba en buena posición. La celebración de Morata con Luis Enrique fue calurosa y alegre.

El resto del primer tiempo fue un recital de juego por parte de España, que llegó a un 78% de posesión de balón con casi 400 pases completos, cualquiera diría que los ibéricos lo ganaban fácil, pero el marcador y el peligro que llegaba a causar Polonia reflejaba lo contrario.

Antes del final de la primera parte, los polacos tuvieron el chance de empatar tras una pérdida de balón de Jordi Alba en campo propio, que propició un zapatazo de Zielinski desde media distancia que se estrelló en el poste. El rebote cayó en los pies de Lewandowski, pero el arquero Unai Simón lo tapó bien.

El principio del segundo tiempo fue un cambio de historia drástico, Polonia se fue arriba y los españoles estaban dormidos, no fue casualidad que al minuto 50, Robert Lewandowski cerrara un centro desde la derecha con un certero cabezazo al palo derecho de Simón, quien no llegó a tiempo para evitar el empate de las águilas blancas.

Había partido y cada vez más emocionante. Siete minutos luego del empate de los de blanco, el árbitro central decidió ir al VAR a revisar un supuesto pisotón de Jakub Moder sobre Gerard Moreno dentro del área, cuando dejó de ver el monitor dio su sentencia: ¡penal para España!

La responsabilidad caería en los pies de Gerard Moreno, cuyo remate terminaría estrellando en el palo derecho de Wojciech Szczesny. Dicen que un penal excesivamente calculado al final termina fallándose.

España aflojaba, Polonia intentaba crear espacios sin abrir mucho los suyos, por momentos hubo desajustes defensivos que no pasaban a más, y conforme pasaba el tiempo crecía la tensión y la expectativa por lo que podía traer el cierre.

Al minuto 83, un centro de Jordi Alba al punto de penal cayó en control de Pablo Sarabia, que se la dejó muerta a Morata para concretar pero estrelló su remate en el cuerpo del arquero Szczesny, se la perdió España.

Luego de esto los minutos se fueron en cambios, y si el empate a Polonia le sabía mal, a España le sentaba fatal.

Las acciones en el estadio de La Cartuja finalizaron con el empate, ambos combinados aún siguen con vida, pero tendrán que ganar obligadamente su próximo partido y esperar combinación de resultados. Polonia jugará contra el líder de grupo, Suecia; mientras que España se jugará una final contra los eslovacos.

Datos

  • La única victoria polaca sobre España en once partidos (contando el de hoy) tuvo lugar hace más de 40 años (noviembre de 1980), en un amistoso disputado en Barcelona (el marcador fue de 2-1).
  • Con estos dos empates (ante Suecia y ante Polonia) España abre una EURO sin victorias en sus dos primeros partidos, por primera vez desde la edición de 1996.

Síntesis

Goles 

24′ Álvaro Morata (ESP 1 – 0 POL)

50′ Robert Lewandowski (ESP 1 – 1 POL)

Alineaciones 

España: Unai Simón, Llorente, Laporte, Pau Torres, Jordi Alba, Rodri, Koke, Pedri, Olmo, Gerard, Morata.

Polonia: Szczesny, Bereszynski, Glik, Bednarek, Puchacz, Moder, Swiderski, Klich, Jozwiak, Zielinski, Lewandowski

Luis Estrada

Cronista. Pienso luego escribo.
Back to top button