España desnudó con show a una vergonzosa Costa Rica

Tricolor decepcionó en Málaga. Foto: Fedefutbol

Una inoperante Selección Nacional de Costa Rica hizo una de sus peores presentaciones de los últimos años en Málaga, tras caer humillado 0-5 ante España; juego correspondiente al primer fogueo en Europa.

Lo que en principio parecía un provechoso compromiso de preparación de cara al Mundial de Rusia 2018, terminó con una pésima actuación de la tricolor, al mismo tiempo que una soberbia clase de estilo y calidad de esta potencia.

Al principio del cotejo, los dirigidos por Óscar Ramírez trataron de ir al frente y aplicarse, pero el gol tempranero de Jordi Alba, luego de un centro raso de David Silva que nadie interceptó, fue el aviso de una lluvia de goles.

Nunca en los 90 minutos disputados, la Sele mostró argumentos y se limitó a ver cómo el campeón mundial del 2010 dominaba categóricamente las acciones. Incluso, la bailada fue tanta que la posesión del balón se mantuvo en 80%-20%.

La tricolor también pecó en solidez defensiva y no tuvo seguridad por parte de Danny Carvajal, quien además de cometer varios fallos, influyó para que Álvaro Morata anotara fácilmente la segunda anotación al minuto 23.

El resto del primer tiempo fue una pesadilla para los costarricense, pues los ibéricos perdonaron en reiteradas oportunidades. Eso sí, las combinaciones entre jugadores como Isco, Andrés Iniesta y Thiago Alcántara denostaron la fragilidad en el sistema patrio.

Ambos conjuntos realizaron cambios en la etapa complementaria, pero la tónica fue siempre lo mismo: España imponiendo su destacable juego combinativo y Costa Rica pasando apuros en defensiva con nula capacidad en ataque.

Precisamente, el juego se podría decir que terminó al minuto 55, tras dos goles seguidos de David Silva. Uno de ellos complicidad de Carvajal y otro originado por una gran jugada de los españoles.

Al minuto 73, el volante del FC Barcelona, Andrés Iniesta, selló la paliza con un golazo de media distancia donde siete jugadores ticos se quedaron viéndolo rematar de lejos.

A pesar de que faltaron figuras como Keylor Navas, Bryan Ruiz y Joel Campbell, este amistoso internacional confirmó que el combinado costarricense le falta mucho por mejorar y varios futbolistas deben ser evaluados por Ramírez.

Ahora Costa Rica viajará a Budapest para medirse el próximo martes a Hungría en el otro fogueo europeo, con la consigna de verdaderamente sacarle provecho y lavarse la cara.

Related posts