El electrónico dice empate, pero Tigres lo ganó por ‘Decisión Técnica’

Oribe Peralta fue ‘villano’ en el América al fallar un penal que pudo haber catapultado a su equipo al triunfo. Foto: Club América

Al mejor estilo de un combate de boxeo, en una esquina en pleno centenario, defendiendo un invicto y con brillantes fogueos ante Real Madrid y Atlético Nacional (Ambos perdidos): El Club América con Ricardo LaVolpe. En otra esquina con una inactividad algo prolongada, pero armado hasta los dientes con sus brillantes individualidades: Los Tigres de Ricardo ‘El Tuca’ Ferreti.

Inició el combate, ambos iniciaban como toda pelea de box, lanzaban sus ofensivas, se intentaban adivinar la estrategia que traían para el encuentro y protagonizaban un duelo parejo, América se acercaba con algunos chances de Ibarra, Oribe Peralta y Michael Arroyo, Tigres por su parte aguantaba y tímidamente se acercaba.

Fue al minuto 26 cuando América tuvo con qué poner a los universitarios en las cuerdas, una falta de Jesús Dueñas sobre Peralta que el referee marcó como penal. Pero los azulcremas por intermedio de ‘El Hermoso’ le perdonaron la vida a su rival, algo que ante un rival de la calidad de Tigres y menos en una final se puede desaprovechar, el cobro de Peralta se fue al travesaño horizontal, caras largas en el americanismo y el ‘Tuca’ se limpiaba el sudor de la frente.

Ya decaído en su ánimo, seguía el combate, fue antes que el cronómetro marcara el final de los primeros 45 minutos que los regiomontanos enviaron un fuerte jab que dejó a las águilas en la lona, una brillante jugada de André Pierre Gignac que tomó la pelota en el medio del campo, se quitó la marca del lateral derecho de los de Coapa y observó la salida precipitada del meta Moisés Muñoz, a quien le envió la redonda entre sus piernas a besar los cordeles, 0-1 para irse al descanso más relajados.

‘Bigotón’ realizó sus modificaciones, decidió enviar al combate a Edson Álvarez y sacar a José ‘Chepe’ Guerrero, lo cual le rindió algunos frutos porque en 68 minutos de juego, el América respondió a la bofetada de Gignac antes del medio tiempo, y por intermedio de Bruno Valdés emparejó el electrónico y le dejó el ojo morado al ‘Tuca’, pero sorpresa que faltaba lo peor.

No, el América no remontó el marcador, pero si es como una derrota ya que una fuerte caída de Gignac lo obligó a salir del terreno de juego y pone en duda su participación en el juego del próximo domingo en el ‘Volcán’, el dictamen inicial dice que hay una lesión en la cervical que lo mantendrá Viernes y Sábado en observación.

A pesar de este incidente, la paridad se mantuvo, todo queda para el juego de vuelta pero al final de la velada, las tarjetas determinaron una victoria de Tigres porque en su campo América debió lucirse y tuvo con qué hacerlo, pero no aprovechó y deshonró una ley dorada del fútbol competitivo: ‘El que no saca su casa, pierde 1-0’, aunque esto es fútbol y por eso es el deporte más hermoso del mundo, porque cualquier cosa puede suceder.

Periodista deportivo con más de tres años de experiencia, cubriendo principalmente la Liga de Ascenso en Radio Cultural de Nicoya, y más recientemente el Campeonato Nacional de Primera División en varios medios digitales y el extinto Canal 9. Estadígrafo del fútbol costarricense con datos desde 1960 tanto en primera como segunda división y fútbol femenino.

Related posts