fbpx
CroaciaDestacadoMarruecosMundiales FIFAQatar 2022

Croacia-Marruecos: el hábito vs la sorpresa en el duelo por el tercer lugar

Solo uno podrá quedarse en el podio, aunque lo cierto es que ambas selecciones han sabido durante este mes lo que significa ser grande.

Este próximo sábado 17 de diciembre a las nueve de la mañana (hora Costa Rica) las selecciones de Croacia y Marruecos se enfrentarán por segunda vez en esta Copa del Mundo. Ya lo hicieron el pasado 23 de noviembre por la fase de grupos, ahora volverán a verse las caras para ver quién se queda con el tercer lugar del mundial.

El partido por el tercer lugar… ese que todo semifinalista quiere ver pero no jugar, ha sido paralelamente el consuelo de muchas selecciones que, por más brillante generación y sorpresivo proceso, no les alcanzó para llegar a la final. Eso sí, por lo menos tienen el derecho de presumir su lugar en el podio.

Este Croacia versus Marruecos tendrá el sabor ya acostumbrado de las definiciones por el tercer puesto: la selección que sabe lo que es disputar instancias finales contra el equipo emergente de la copa, el hábito contra la sorpresa, la hegemonía versus el rebelde.

En el historial mundialista, los croatas ya tienen bronce y plata en su haber: tercer lugar en el mundial de Francia 1998 -con aquel desato goleador de Davor Suker- y subcampeón del mundo en Rusia 2018 -el equipo de los tiempos extras-. Croacia ha sabido ganarse su lugar como equipo llamado a hacer buenos papeles, así como otras selecciones a las que se está más acostumbrado ver en esas instancias, quizá no al mismo nivel de Alemania, Brasil, Francia o los que han sido campeones, pero sí con expectativas más allá de lo regular.

Marruecos está del lado de las sorpresas, de los equipos revelación que marcan el orgullo de las selecciones pequeñas que por una vez llegan a ser grandes y ganar, quizá no la copa, pero sí el corazón de muchos. Marruecos hoy recuerda a aquella selección de Portugal que logró alcanzar el podio en 1966 con Eusebio, a  Polonia en 1974 y 1982, que ganó el tercer lugar pasando por encima de Brasil y Francia (respectivamente) de la mano de Grzegrorz Lato, a la férrea Turquía de Corea-Japón 2002.. ¿y por qué no? a la propia Croacia de 1998 que en ese mundial, su primer mundial, comenzó el rumbo hacia la consolidación que hoy disfrutan.

El encuentro del pasado 25 de noviembre en el estadio Al Bayt quedó 0-0 para estos dos grandes protagonistas, lo cual nos reduce casi absolutamente las pistas de lo que pueda suceder mañana en el estadio Internacional de Jalifa, lo que sí es cierto es que, sea cual sea el resultado, el tercer escalón del podio, a pesar de ser el más bajo, albergará la alegría de una selección que durante este mes ha sabido ser grande. Sea Marruecos o sea Croacia, sabrán vivir el fútbol y el fútbol sabrá vivir en ellos.

Luis Estrada

Cronista. Pienso luego escribo.
Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: