Clubes deberán cumplir el 100% del plan de seguridad y se unirán contra barras

Acuerdos para reforzar seguridad. Foto: Ministerio Seguridad Pública

Después de muchos bochornosos incidentes entre “aficionados” de grupos organizados tanto afuera como dentro del estadios, y poniendo de detonante el último altercado ocurrido en el Fello Meza durante el juego Cartaginés-Herediano, por fin se tomaron fuertes decisiones para erradicar la inseguridad en estos eventos.

El presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Rodolfo Villalobos, el presidente de la UNAFUT, Julián Solano, el viceministro de Seguridad, Juan José Andrade y representantes de los cuatro clubes de mayor afición se reunieron y lograron efectuar varios acuerdos.

Principalmente, se destaca que ahora los equipos de la primera división deberán acatar de manera obligatoria los planes de seguridad avalados por la UNAFUT para que se pueden realizar los encuentros deportivos.

Ante este protocolo presentado por el jerarca de seguridad, el ente encargado del balompié costarricense convocará una Asamblea General en un plazo de 72 horas para reglamentar esta normativa y darle carácter obligatorio.

Además de generar la mesa de trabajo para aprobar el borrador de protocolo de seguridad de los estadios de primera división de fútbol, se hará una revisión del estatuto para aplicar sanciones a los clubes que no cumplan con los planes de seguridad al 100%.

De la misma manera, las instituciones lucharán conjuntamente contra las barras organizadas y lograr disolverlas del todo. Con esto, se pretende reflejar el compromiso en un proceso de intervención para erradicarlas.

Inclusive, hay equipos que tomaron la decisión vetar de forma vitalicia a todas esos individuos involucradas en los sucesos, al igual que promover una campaña en contra de la violencia en los recintos.

Según el Ministerio de Seguridad Pública, los cuatro equipos con más espectadores en el país (Liga Deportiva Alajuelense, Deportivo Saprissa Club Sport Herediano y Club Sport Cartaginés) tendrán nula tolerancia con disturbios o vandalismo de las barras.

Ante todos los casos conocidos por altercados, se espera que estas medidas sean acogidas en su totalidad, junto con las recomendaciones y criterios de la Fuerza Pública para minimizar los riesgos y garantizar ambientes tranquilos a las personas.

Related posts