Chile ratifica su conquista al continente

A lo grande. Los chilenos lo disfrutaron a más no poder, no les importó estar fuera de su casa. Foto: FIFA.com
Hace 391 días las selecciones de Chile y Argentina se enfrentaron en la gran final de la Copa América en Santiago, no importaron los 180 minutos de muchas emociones tuvieron que definirlo en la tanda de penales para que los chilenos conquistaran América, ayer esa historia se repitió y el final fue el mismo, pero en diferente escenario, Chile campeón de Copa América Centenario.

La balanza se empezó a inclinar a favor de los argentinos con la expulsión de Marcelo Díaz al minuto 29 por doble amonestación, pero la cual perdieron al 43’ con la salida de Marcos Rojo también por doble amonestación.

Las patadas y constantes pausas fueron la constante hasta en los tiempos extra que no encontraron un acuerdo para definir al campeón, así que se fueron hasta los penales para conocerlo de una vez por todas.

Chile inició la definición con Arturo Vidal, pero Sergio Romero detuvo el penal; siguió Lionel Messi, pero el balón se fue por alto, se mantenía el empate a cero. Nicolás Castillo abrió el marcador para los chilenos, Mascherano descontó, les siguieron Beausejour y Sergio Agüero hasta que Lucas Biglia remató mal y Claudio Bravo detuvo la pena máxima.

Entró de cambio en el tiempo extra y se encargó de darle otro título a su país, hablamos de Francisco Silva quien tomó el balón, dio unos pasos y sentenció el juego, fue el punto de partida en muchos lugares de todo Chile para celebrar.

Héroe. Desde la fase de grupos fue figura y en la final no fue la excepción, Claudio Bravo se lució en la tanda de penales. Foto: FIFA.com
Exit mobile version