Belemitas tocaron las campanas en la Catedral

La disputa fue de principio a fin en Alajuela. Foto: Steban Castro

La afición sigue molesta con el equipo Alajuelense y con más razón, tras la caída de su equipo en su casa de uno a cero ante Belén FC, con un gol de tiro libre de José Luis Cordero en la segunda parte.

Mucho de este partido lo perdonó los locales, ya que empezaron con una buena dinámica de juego. Buscando la posesión del balón y filtrarse por las bandas, tratando de robarle las espaldas a los belemitas. Jonathan Sibaja estuvo a punto de abrir el marcador, pero al final la puntería no estuvo fina.

Al minuto 32 Patrick Pemberton fue el héroe, cuando detuvo en tres ocasiones, tras un centro por la izquierda Leonardo Adams remató en dos ocasiones, Pemberton se las rechazó y luego Verny Scott intentó vercerlo, pero la suerte del guardameta fue más en esa jugada.

Para la segunda parte los rojiblancos trataron de ordenar su zozna baja y buscar el contragolpe, de la mano de José Luis Cordero, Verny Scott y Leonardo Adams, mientras que los erizos bajaron su intensidad en su medio campo, lo cual los dejó mal parados en el juego.

La anotación cayó al 70′, cuando cerca del área alajuelense, el volante José Luis Cordero alistó su zurda mágica y a balón detenido quitó las telarañas que tenía la esquina superior izquierdo de Pemberton, para dejar silenciado a los aficionados asistentes al Alejandro Morera Soto.

La desesperación fue lo que tuvo que lidiar los rojinegros, ante la presión en las graderías, Joanthan McDonald al 82′ por poco iguala las acciones de cabeza, pero que al final el guardameta Luis Torres se adueñó de la jugada. Los minutos fueron cortos para los locales, quienes ni con los cambios hicieron que pudiera cambiar la historia.

Una victoria 1 a 0 de Belén ante Alajuela, que deja a los rojinegros con una incertidumbre previo al clásico nacional ante el Deportivo Saprissa, el cual tendrán que poner las barbas en remojo para lograr salir del bache que han mantenido.

Exit mobile version