fbpx
ArgentinaFIFAFranciaFutbol InternacionalMundiales FIFAQatar 2022

Argentina entra a los Campos Elíseos

Argentina y Lionel Messi, tras pasar por el Aqueronte y padecer en el Inframundo, logró vencer en los penales a Francia para bordar su tercera estrella y acceder por fin a los Campos Elíseos

Los Campos Elíseos. Se dice, según la mitología griega, como ese lugar en el cual, los dioses, y ciertas almas elegidas como los héroes valientes y justos, tienen el derecho a acceder luego de culminar sus proezas imposibles, impensadas y apoteósicas con éxito. En dicho lugar, esas almas elegidas tienen todo el derecho a descansar por toda la eternidad

Para llegar allá, eso sí, deben atravesar el inframundo mismo, en el cual, el Camino del Héroe, es fundamental para poder acceder a él. Aquellos que logran llegar allá, pasan por duras pruebas que los fortalecen para en su batalla final, llegar a ser los únicos dignos de alcanzar ese sitio tan especial en el universo.

En el fútbol, aquellos que acceden a él, sin lugar a dudas, son los Campeones del Mundo. Esos inmortales que, con sus proezas sobrehumanas, consiguen la llave para llegar a los Campos Elíseos, y esa llave, o moneda mejor dicho, es el Santo Grial, la Copa del Mundo.

Héroes inmortales como Edson Arantes Do Nascimento “Pelé”, Franz Beckenbauer, Diego Armando Maradona, Zinedine Zidane, entre muchos otros, se ganaron su derecho de vivir por siempre en el Cielo Griego.

En esta Copa del Mundo, si había un jugador que, por todos los actos sobrehumanos que hizo en sus más de 17 años de carrera, era Lionel Messi. El argentino ha luchado en todo este tiempo por conseguir el único trofeo que se le resistía, y que finalmente, en un partido soñado, lo hizo realidad.

Pero para eso, ocupaba al final, un “Ángel” que con sus alas, pudiera llevarlo por el Río Aqueronte, sobrevolarlo por todo el Inframundo para llegar a los Campos Elíseos, era su socio, su coterráneo rosarino, su amigo fiel, Ángel Di María.

FB IMG 1671398130791
El “Ángel” que necesitó siempre Argentina. Ángel Di María siempre marcó en los partidos importantes, como las finales del Oro Olímpico en 2008 y la de la Copa América en 2021. Su premio máximo, alzar la Copa del Mundo. Foto: FIFA.

El Ángel y nueve más fueron los que llevaron a Messi a los Campos Elíseos gracias a una verdadera montaña rusa de emociones infartantes. Desde el monólogo futbolístico, una Masterclass de cómo dominar, ahogar hasta asfixiar a tu rival, prácticamente haciéndolo inexistente, luego un empate fugaz para un alargue de infarto y la dramática tanda de penales.

En esos 80 minutos, eso fue Francia. Un Campeón defensor inexistente, tanto así que fue borrado del mapa gracias a la presión en modo “tromba” que mostró Argentina en el partido en donde encontró en su banda derecha, la izquierda de Argentina, su punto débil en donde se podía hacer un daño superlativo y fatal.

Y quien mejor que el “alado” Di María, que sacó un penal al minuto 23 tras llevarse en el camino a Ousmane Dembélé, mismo que ejecutó con claridad el nuevo integrante de los Campos Elíseos, Lionel Messi.

Esto, no se iba a quedar así. Y Argentina lo sabía, lo sentía. Tenía ese “feeling” que podía dar ese zarpazo mortal, y al minuto 36 llegó ese golpe, ese dardo, esa puñalada letal en el corazón de Francia.

Un contragolpe de cinco toques en la que la inició Alexis Mac Allister, junto con Lionel Messi, Julián Álvarez, para que quedara Argentina en ventaja numérica, Mac Allister dejó a tiro a Ángel Di María para poner el segundo tanto del compromiso. Un golazo.

Un premio para ese futbolista que logró marcar goles tan importantes como el del Oro Olímpico, el del Maracanazo de la pasada Copa América, y quien estuvo ausente por lesión en la Final del Mundo en 2014, que no pudo contener las lágrimas luego de marcado su gol, un gol que valió para el título más importante de todos.

Luego del 2-0, Argentina empezó a echarse un tanto atrás, un tanto, porque igual era quien tenía el control del partido, del tiempo, de todo. Buscó el tercero por medio de contragolpes. Hizo cambios respectivos para dar ese refresco al equipo, pero Argentina cada vez que toca su equipo, termina con problemas. Eso lo sabía Francia, una Francia que estaba muerta, pero tiene esa estrella de Campeón que no lo deja rendirse antes de tiempo.

En una jugada de Marcus Thuram, el hijo del legendario Liliam, logró ganar la misma, pero fue derribado en el área, falta que el polaco Szymon Marciniak no dudó en pitar como penal, mismo que cobró Kylian Mbappé al 80′.

Un minuto después, en una gran combinación entre Thuram y Mbappé, el atacante del PSG con una volea fantástica empató un partido que tenía toda la pinta de ser un monólogo.

Ese estruendo fue devastador para la confianza de Argentina que lo que necesitaban era que el juego se fuera al alargue.

FB IMG 1671392421476
Minuto 109, el remate de Lionel Messi que superó la línea de gol. Era el 3-2, y el último milagro del llamado por sus hinchas como el “Messias” parecía obrarse en ese momento. Foto: FIFA.

Y fue en el alargue donde el milagro parecía obrarse, y fue en el 109 donde en una gran acción de Lautaro Martínez, que remató con todo lo que tenía, detuvo el balón Hugo Lloris, pero el rebote le quedó a Lionel Messi para poner el 3-2.

Todo parecía que Argentina se iba a dejar el boleto a los Elíseos, pero nuevamente Kylian Mbappé de penal puso el 3-3, para darle más dramatismo a un juego que, gracias a una tapada celestial de Emiliano Martínez y una jugada final de infarto de Lautaro Martínez en el último minuto del tiempo extra, perfectamente puede ser considerado como uno de los mejores de todos los tiempos sin dudarlo.

Ya en los penales, las figuras de Emiliano Martínez, una vez más, y Gonzalo Montiel, que pateó el penal de su vida, vencieron a Hugo Lloris y a una Francia que estuvo muerta por 80 minutos, pero que logró revivir en los momentos correctos para hacer la travesía de Argentina por el Inframundo la más sufrida de todas.

FB IMG 1671392389442
El sueño de muchos se hizo realidad. Ver a Lionel Messi alzar la Copa del Mundo, la que tanto le costó y por fin pudo obtener. Bajo su guía, llevó a Argentina no sólo a su tercera estrella, sino a los Campos Elíseos. Foto: FIFA.

Ya después llegó el momento cumbre, el momento en el que muchos esperaron por tanto tiempo, y es la consagración de Lionel Messi, como capitán de Argentina, como capitán Campeón del Mundo, el alzar esa Copa, la que tantos intentaron tocar, pero solo unos privilegiados lo pudieron hacer, y tal y como Messi, y otros 25 héroes más, sirvió de llave para que Argentina entrara de manera definitiva al Oasis de los dioses y los valientes héroes, en donde no existe sufrimiento alguno, sólo paz y felicidad eternas. Ni más ni menos que a los Campos Elíseos.

Síntesis del juego

3 (4) Argentina: Emiliano Martínez, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Nahuel Molina (Gonzalo Montiel 91′), Nicolás Tagliafico (Paulo Dybala 120′), Alexis Mac Allister (Germán Pezzella 116′), Rodrigo De Paul (Leandro Paredes 102′), Enzo Fernández, Angel Di María (Marcos Acuña 64′), Julián Álvarez (Lautaro Martínez 102′) y Lionel Messi. DT: Lionel Scaloni.

3 (2) Francia: Hugo Lloris, Raphael Varane (Ibrahima Konaté 113′), Dayot Upamecano, Jules Koundé (Axel Disasi 120′), Theo Hernández (Eduardo Camavinga 70′) Aurelien Tchouaméni, Adrien Rabiot (Youssouf Fofana 96′), Antoine Griezmann (Kingsley Coman 70′), Ousmane Dembélé (Marcus Thuram 40′), Olivier Giroud (Randal Kolo Muani 40′) y Kylian Mbappé. DT: Didier Deschamps.

Goles:

1:0 Lionel Messi (23′ PK)

2:0 Ángel Di María (36′)

2:1 Kylian Mbappé (80′ PK)

2:2 Kylian Mbappé (81′)

3:2 Lionel Messi (109′)

3:3 Kylian Mbappé (117′ PK)

Penales:

0:1 Kylian Mbappé

1:1 Lionel Messi

1:1 Kingsley Coman (tapó Martínez)

2:1 Paulo Dybala

2:1 Aurelien Tchouaméni (desviado)

3:1 Leandro Paredes

3:2 Randal Kolo Muani

4:2 Gonzalo Montiel

Amonestados:

ARG: Enzo Fernández (45+7′), Marcos Acuña (90+8′), Gonzalo Montiel (116′) y Emiliano Martínez (en los PK)

FRA: Adrien Rabiot (54′), Marcus Thuram (86′) y Olivier Giroud (90+5 en el banquillo)

Árbitro Central: Szymon Marciniak (POL)

Motivo: Gran Final de la Copa del Mundo Catar 2022.

Estadio: Icónico, Lusail, Catar.

Fecha y Hora: Domingo 18 de diciembre 2022, 9am hora tica.

Foto: FIFA.

Ricardo Mora

Periodista, estadígrafo y analista deportivo con experiencia en programas de radio, televisión y medios web. Con diversas coberturas de eventos locales e internacionales a su haber, se enfoca en el análisis de los mismos, pero sin dejar de lado la pasión que siente por el deporte.
Back to top button
A %d blogueros les gusta esto: