fbpx
MéxicoDestacadoFutbol InternacionalLiga MX

“¡Volver, volver, volver!”… Atlas Campeón de México tras 70 años de sequía

La serie se definió en los penales, León nuevamente es subcampeón.

La final de la Liga MX empezó, como no podía ser de otra forma, con un homenaje de la afición para Vicente Fernández, el rey de la ranchera, quien falleció esta mañana a los 81 años de edad. El estadio Jalisco, la casa del Atlas, se inundó de aplausos durante un minuto para El Charro de Huentitán.

Una vez iniciado el encuentro, los Zorros dominaron a placer con un fino futbol de excelente traslado de balón: toques en corto con verticalidad, cambios de frente, centros al segundo palo y filtraciones para buscar el cierre dentro del área.

León, por su parte, sostenía atrás la ventaja que obtuvo en el partido de ida en Guanajuato, que ganó con margen de apenas un gol, 3-2.

La resistencia de los esmeraldas resultaría  insuficiente ante el enérgico ataque de la furia rojinegra, que al minuto 55 consiguió el gol que empató la serie gracias a un cabezazo repentino de Aldo Rocha cerca del área chica.

Con el 1-0 que perduró hasta el final, la serie se extendió hasta los tiempos extra y posteriormente a la definición por penales. Agónica, de plano.

No era para menos, el Atlas buscaba con todas sus fuerzas alzarse con el título y acabar con 70 años de sequía, pues no eran campeones desde 1951. Pongámoslo en perspectiva, era probable que casi todas las personas que llenaron el coloso de Jalisco, a pesar de ser de edades muy variadas, añoraban ver a su equipo campeón por primera vez en sus vidas, definitivamente, ejemplo de uno de esos amores a ciegas que hay en el futbol.

La definición fue pareja, ambos equipos erraron el segundo penal y el sufrimiento acabaría en la última serie regular antes de la llamada muerte súbita. El arquero del Atlas, Camilo Vargas, atajó con gran técnica el quinto penal de León y le dejó la mesa servida a su compañero Julio César Furch, para anotar y desatar la algarabía en Jalisco.

Así, finalmente se rompió el castigo de Zeus, por un momento en México, esa tierra mágica, Atlas se desprendió del mundo a sus espaldas para levantar la copa que tantas otras generaciones soñaron ver.

Nunca antes hubo, y no habrá después jamás, más razones para tener un tequila en mano y cantar aquella clásica de Chente que decía: “Y volver volver, voooolveeeer”… porque sí, tras muchos años después, Atlas volvió a la gloria.

Aldo Rocha, el autor del gol, levanta el segundo título de Campeón Nacional del Atlas.

Luis Estrada

Cronista. Pienso luego escribo.
Back to top button